los publicanos y las prostitutas pros tituta

Lo que Jesús quería inculcar con esa palabra suya lo dice claramente al final: los publicanos y las prostitutas se convirtieron con la predicación de Juan el Bautista; los príncipes de los sacerdotes y de los ancianos no. El Evangelio no nos empuja por tanto a promover campañas moralizadoras contra las. Jesús les dijo: «En verdad os digo que los publicanos y las prostitutas van por delante de vosotros en el reino de Dios. . el no merecía está muerte que Jesús era inocente e lo nombre del ladrón era dimas imaginé empezó por ell el reino se abriu arrependa se la prostituta raab fue la única a salvar se de. A ellos, máxima autoridad y referencia religiosa para todo el pueblo, les dirige una advertencia que no debió resultarles fácil de encajar: “Los publicanos y las prostitutas van por delante de vosotros en el camino del Reino”. ¿Quién se atrevía a hablarles de ese modo? Más aún, ¿quién era ese predicador que tenía la. los publicanos y las prostitutas pros tituta